Saltar al contenido

¿Como ubicar un escritorio juvenil?

La ubicación del escritorio en la que los jóvenes realizarán sus deberes del colegio y pasarán tiempo escribiendo, dibujando, leyendo, navegando en internet, etc. es muy importante.

Los siguientes consejos te ayudarán a elegir la mejor ubicación del escritorio en casa y que los jóvenes se sientan mucho más cómodos al pasar tiempo de estudio y de trabajo.

La iluminación

Lo primero es elegir un lugar de la casa que tenga cerca una ventana o algún tipo de paso de luz natural. Ubicar el escritorio en un sitio poco iluminado, además de ser muy incómodo, significará un riesgo para la salud visual del joven y puede crearle problemas visuales a corto y a largo plazo.

La luz artificial solo debe ser aprovechada cuando haya ausencia de luz natural.

La habitación

Lo mejor es ubicar el escritorio en alguna habitación que se encuentre alejada de los ruidos y en la que no haya mucho tránsito de personas para ayudar a que el joven se concentre más en sus deberes.

Puede ser incluso en la misma habitación del joven en caso de que no se encuentre disponible otro espacio en la casa. En este caso, se debe ubicar apartado de la puerta de la habitación.

Lejos de agentes distractores

El escritorio debe ser ubicado lejos del televisor o la radio pues ambos son agentes distractores que pueden llegar a incidir en la concentración.

También es conveniente que se ubique lejos del sitio de reunión familiar o de partes de la casa demasiado ruidosas.

Ubica el escritorio frente a una pared

La idea de ubicar el escritorio frente a una ventana es buena por el aprovechamiento de la luz natural y la ventilación, sin embargo, puede terminar distrayendo muchísimo al joven, sobre todo si la ventana da hacia la calle.

Lo mejor es ubicar el escritorio frente a una pared. Para hacer el espacio más cálido, en la pared se pueden ubicar frases motivadoras o imágenes que sean del agrado del joven para ayudarlo a mantener siempre el buen ánimo.

Cambia de vez en cuando la posición del escritorio

A muchos jóvenes les resulta aburrido estar día tras días trabajando en el mismo espacio. Una buena idea para disminuir la apatía y el desánimo es cambiar de lugar el escritorio periódicamente. Puede ser dentro de la misma habitación, la idea es que haya un poco de novedad.